La recuperación de buenas prácticas

La Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública al 2021 establece que es necesario contar con un sistema de recojo y transferencia de buenas prácticas con la finalidad que las lecciones aprendidas de la intervención exitosa puedan replicarse y además ayuden a no repetir errores sino a utilizar aquella metodología que funciona.

Las buenas prácticas forman parte de un sistema de gestión del conocimiento, pero además también, de un sistema de gestión de la calidad que se orienta al mejoramiento continuo.

La recuperación de buenas prácticas constituye un mecanismo de gestión del conocimiento basado en la sistematización de experiencias, que tiene por finalidad aportar a la inteligencia corporativa, fortalecer el aprendizaje organizacional y mejorar las intervenciones con las lecciones aprendidas.

¿Qué es una buena práctica?

Es una experiencia o práctica que ha tenido resultados destacados de acuerdo a un conjunto de parámetros como: impacto, eficacia, sensibilidad al género, sostenibilidad, creatividad etc.

En la actualidad, tanto la gestión pública como privada efectúan procesos de recuperación, promoción y reconocimiento de buenas prácticas.

Modelo de recuperación de buenas prácticas

Se trata de una estrategia sistemática que tiene por finalidad generar conocimientos a través de la práctica y además mejorar la calidad de las intervenciones con la implementación de las lecciones aprendidas. Presentamos el modelo:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *